CESAR RITZ

Nunca le digas que no a un cliente incluso si te pida la luna